El transporte de ciencia ficción: Teletransporte.

Una de mis aficiones es la ciencia ficción, tanto en cine como en libros y juegos. Como en todos los ámbitos de la ingeniería la CCFF ha presentado ideas innovadoras en la ingeniera del transporte.
La mas poderosa sin duda es la teleportación, modelo Star Trek, en la que, desde un punto de teletransporte, se envía a la gente instantáneamente a una gran distancia y se puede a su vez, transportar de vuelta. Sin entrar en la posibilidad física de este tipo de transporte, que no es el tema hoy, el diseño del teletransporte desde el punto de vista de ingeniería del transporte es muy interesante ya que estaríamos hablando de un sistema con tiempo de viaje cero.

Dibujo20140209-star-trek-teleporting-scotty-kirk-spock


Como en muchos artículos anteriores se ha hablado de los costes del transporte y de todo lo que hay alrededor de el, no me voy a repetir.
Supongamos que mañana se consigue la teleportación, es decir, un sistema que permite desplazamientos instantáneos entre dos puntos, para esta suposición inicial me voy a basar en el canon de Star Trek sobre la tecnología de teletransporte. Para la utilización comercial a gran escala de este método de transporte habría que construir “Telepuertos” donde los futuros viajeros se desplacen para ser traslados o a donde lleguen después de su viaje. Basandonos tambien en el canon de Star Trek he supuesto que el coste de la energía necesaria es bajo comparado con el coste de fabricación de los equipos de teletransporte.
Pese a la velocidad aparente de transporte, solo el tiempo de configuración, colocación de las personas en las plataformas y transporte propiamente dicho limita la capacidad del telepuerto, que se tendría que medir en plataformas y puestos de control. El número de puestos de control marca la cantidad de operaciones simultáneas mientras que el plataformas marca el número de usuarios en cada transporte, de forma similar a como los slots de los aeropuertos y la capacidad de los aviones marcan su capacidad de transporte. Resulta fácil imaginar un “telepuerto” local con solo una docena de plataformas y un puesto de control, que, si consideramos 1 minuto por transporte y un 20% de tiempo para mantenimiento da solo para 13.824 personas/día o 1.152 operaciones/día.
Un gran telepuerto con 3 puestos de control y 100 plataformas cada uno tendría 345.600 usuarios/día o 3.456 operaciones/día, equivalente a los aeropuertos con mas uso actuales.
Es importante distinguir entre usuarios y operaciones puesto que cada grupo de usuarios que entra en las plataformas tiene un tiempo similar de colocación y preparación, por lo que transportar personas de una en una a diferentes lugares tiene un coste de explotación parecido, variando por el coste energético marginal del propio transporte de la persona.
A la hora de pensar en como funcionaria una red global de teletransporte lamento deciros que por las condiciones de operación descritas en ST se parecería mucho al sistema actual de aviación.
Por un lado los grandes núcleos de población tendrían puestos de control de muchas plataformas, para realizar grandes movimientos de personas entre ellos, que equivaldrían a una red troncal de mucho volumen y pocos puntos de conexión.
Como una segunda capa y conectados a estos y entre si, los telepuertos secundarios de menor capacidad, que permitirían movimientos entre ellos y hacia los grandes núcleos.
Aunque el tiempo de transferencia en si es reducido, los telepuertos tendrían todos los servicios de un aeropuerto actual: salas de espera y zonas de embarque, previas a la propia sala de teleportación y una zona de compras para aprovechar el flujo de personas y los tiempos muertos de estas.
En cuestión de diseño de tarifas y formas de operar el yield managament actual se puede adaptar perfectamente, con precios especiales para la ultima plataforma a coste marginal, costes altos de reserva en fechas especiales, billetes combinados, etc…
Un hipotético viaje Caceres-Pekin se compondria de varios viajes, por ejemplo: Caceres-Alicante, Alicante-Frankfurt y Frankfurt-Pekin, con tiempos de espera importantes entre ellos, aunque mas reducidos que los actuales, con una previsible frecuencia de 1 hora en cada enlace, el tiempo esperable de viaje seria de 3 horas. Si, buscamos una combinación de bajo coste el tiempo será mayor, al aumentar los tiempos de espera entre ofertas baratas.
Este modelo es el mas eficiente operativamente, puesto que, ante un número limitado de operaciones, cada telepuerto ha de buscar las conexiones con el mayor número de viajeros posible y de todas las relaciones punto a punto posibles primar las de mayor demanda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El transporte de ciencia ficción: Teletransporte.

  1. Pingback: Hyperloop: Bonito pero indefinido | ruedaycarril

  2. Pingback: Hyperloop: Tan solo un concepto | ruedaycarril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s