La importancia de la participación publica en la toma de decisiones de transporte

Dentro de los diferentes problemas que tienen las políticas de infraestructuras en España hoy en día, a todos los niveles, desde nacional a local, el mas importante en mi opinión es la falta de un marco adecuado de participación e información publica en la toma de decisiones.

Los proyectos de infraestructuras están obligados a un proceso de información publica para alegaciones únicamente por temas medioambientales. La información que se hace publica no es completa, solo se refiere a las consecuencias medioambientales de la obra y apenas incluye de una forma muy somera las consecuencias de la operación.Como se ha dicho muchas veces en este blog,  hace falta un análisis económico y social serio de los costes y de los beneficios de la acción y sobre todo su comparación con las alternativas existentes en diferentes marcos.

Estas conclusiones están en linea con el estado del arte de investigación científica en el sector, las recomendaciones de la UE  y las recomendaciones de personas con amplia experiencia.

Los informes y análisis técnicos que se describen en los enlaces anteriores son solo herramientas, unas herramientas muy útiles que facilitan el objetivo real: la toma de la decisión mas favorable al conjunto de la sociedad.

En cualquier decisión hay ganadores y perdedores y en las inversiones en infraestructuras también. Un ejemplo lo leía el otro día vía twitter, decían que una de las causas para el cierre de una de las plantas de Coca Cola era la mejora de las comunicaciones por carretera, que reducía los costes logísticos y permitirá el ampliar la zona de reparto de las fabricas y eliminar algunas.

Una sociedad avanzada ha de usar herramientas de participación publica mas desarrolladas que las actuales, para adaptar las ideas generales a situaciones concretas dentro de un proceso de debate abierto a todos los grupos de interesados, pero dentro de un marco organizado, que permita recabar todas las propuestas y evaluar su impacto sobre el proyecto, tanto económico como en los resultados de forma transparente, pudiendo así modificarse el proyecto para alcanzar la máxima satisfacción de todas las partes implicadas.

En Francia, por poner un ejemplo muy cercano existe la CNDP (Commission Nationale du Debat Public), una herramienta institucional para estructurar el debate publico.

Los proyectos de gran impacto ambiental, es decir, todos los que tienen efectos importantes en la contaminación, el transporte o el uso del suelo han de someterse a debate publico antes de aprobarse formalmente. Ademas, cuando el gobierno o el parlamento lo requieran también gestionaran el debate publico sobre cualquier otro proyecto.

No es que la CNDP realice el juicio sobre el proyecto pero si certifica que el proceso se ha realizado adecuadamente, organiza el proceso y centraliza toda la documentación aportada por las partes. Aquí podéis ver un ejemplo.

El caso ingles es mi favorito, y ya se trato en este post, pero básicamente, el promotor del proyecto ha de hacer un ACB que sera evaluado por la NAO y que emite un informe sobre el proyecto y la evaluación, destacando los problemas e inconsistencias que detecta, lo que facilita mucho el debate publico al tener una entidad neutral de análisis.

Tanto en los países bajos como en EEUU existen instituciones de evaluación de proyectos similares, estando este tipo de instituciones muy extendidas en los países desarrollados, facilitando la participación e información publica.

En cambio presentaciones como la del PITVI, con un compromiso de inversión económica muy grande, salen a “información publica” pero con un nivel de indefinición tan alto que ni siquiera se detalla el coste de cada proyecto o tramo tratado. En esa situación es imposible opinar sobre nada, porque ni siquiera hay plazos ni una ordenación temporal ni ningún dato sobre los objetivos a conseguir con cada actuación. Con este tipo de propuestas el debate se vicia de partida y no es posible llegar a puntos de acuerdo, porque no hay nada solido sobre lo que debatir.

En el caso mas extremo podemos tener incidentes como el de Gamonal en Burgos, donde, desde una idea que todos los partidos políticos llevaban en sus programas electorales, se ha generado una repulsa ciudadana generalizada, en parte por otros problemas y en parte por una mala gestión del debate publico, que ha sido, a todos los efectos, inexistente. Con un debate publico bien articulado, siguiendo alguno de los modelos comentados anteriormente, en el que se tengan en cuenta todos los parámetros que afectan al diseño de una vía urbana y que todos los grupos puedan disponer de la información, se puede llegar a soluciones, que si no optimas, al menos permitan un compromiso aceptable entre todas las partes.

Es cierto que la participación publica ralentiza el proceso de toma de decisiones, pero, cuando el proyecto es realmente útil el proceso es rápido y se sale de el con un proyecto mas maduro, menos susceptible a modificaciones a posteriori (con menos riesgo de retrasos en plazo y de aparición de sobrecostes) y con un mandato muy claro de ejecución.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La importancia de la participación publica en la toma de decisiones de transporte

  1. Antuan EZ dijo:

    Está claro que es esencial la consulta ciudadana en proyectos de esta índole y de cualquier otra tipología, el poder ha de corresponder al pueblo. Los políticos solo son nuestra representación y como tal no deberían aprobar ninguna ley ni ningún proyecto sin la votación de la ciudadanía. A eso se le llama democracia y no la pantomima que vivimos actualmente. Nuestra “democracia” es joven y debe ser revisada con urgencia para hacerla más justa y ética, y sobretodo más próxima al pueblo soberano que somos todos. 🙂 Felicidades por el blog! Saludos!

  2. El PITVI, al igual que casi todos sus múltiples antecesores, no incluye ningún cuadro en que se resuman, al menos, las inversiones que el plan comporta. Como dice el autor del post, no digamos ya desagregaciones de actuación por actuación. De esta manera resulta imposible, y se hurta a los ciudadanos, cualquier evaluación económica y/o social al uso. Quiere ello decir, que se programan y comprometen (?) infraestructuras con los ojos vendados, a lo que Dios quiera.Si sale bien, bien y …si no, también. Lo siento mucho, pero los planes que hacía Ramón Tamames desde IBERPLAN para los Planes de Desarrollo de López Rodó eran infinitamente mejores. Conservo las célebres monografías sectoriales que acompañaban a cada plan (hubo hasta un IV, éste sólo formulado). Cada plan eran 10 o 12 tomos, al menos con una información exuberante.

    Foro del Transporte y el Ferrocarril
    http://forodeltransporteyelferrocarril.blogspot.com

  3. Pingback: El estado de las infraestructuras mundiales | ruedaycarril

  4. Pingback: Movilidad, desplazamientos y el metro de malaga | ruedaycarril

  5. Pingback: La rentabilidad del ferrocarril en españa y el mundo | ruedaycarril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s